El cerdito valiente

Hace unos días una señora me trajo un cerdito que le había hecho su hijo cuando era pequeño, y que usaba para servir embutido. Estaba hecho con una resina extraña, y tenía un aspecto bastante desmejorado. La tarea era replicarlo en madera, uno en el mismo tamaño, y uno más grande con un hueco para meter pan o picos. El pequeño lo hice en ipé, y el grande con mansonia, que es una madera muy bonita también conocida como nogal africano.

Aquí podéis ver a papicerdo y el cerdo alevín.

 

Share
Esta entrada fue publicada en Anécdotas y curiosidades, Muebles a medida, Tablas de cortar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Para evitar spam, copia esta palabra:

* y pégala aquí para demostrar que eres humano:

3,011 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>