La medición: Flexómetros

Mientras que termino un encargo grande, voy a hacer un artículo técnico sobre la medición. Evidentemente es una parte fundamental de muchos oficios, y hay multitud de instrumentos para medir de distintas formas.

Están las escuadras, los calibres, las reglas, las cintas métricas, el medidor láser, el medidor de ángulos… Pero hoy me voy a concentrar en el más frecuente: El flexómetro, o metro.

Hay un montón de flexómetros en el mercado, y yo lógicamente he utilizado, maltratado, roto y reemplazado decenas. Básicamente las cosas a mirar en un metro son:

1) Dimensiones y longitud total. Cuanto más longitud llegue a medir, más abulta. Por este motivo, se debe utilizar el metro más pequeño que te vaya a llegar a medir las distancias más largas habituales. Yo lo que más uso son metros de 5m, porque rara vez en lo mío hay tablones/tableros de más longitud.

2) Longitud antes de doblarse. Esto viene condicionado por las dimensiones, pero es un factor. Un metro pequeño con la cinta estrecha, lo extiendes un metro en horizontal, y ya se empieza a doblar bajo su propio peso. Uno más grande con la cinta más ancha, lo puedes extender mucho más antes de que quiebre. Esto es relevante cuando estás midiendo largas distancias, o alturas a techo.

3) El gancho final. Si habéis notado que el gancho final de vuestro metro se mueve, no está roto, debe ser así! Dependiendo de si mides apoyando contra algo o enganchando de algo, el tope se debe mover para dar el cero correcto. El gancho debe ser robusto y difícil de deformar.

4) El freno. Los metros suelen tener un freno, que se utiliza bastante. Debe ser ergonómico y sencillo de aplicar/soltar. La mayoría de los metros se recogen si no están frenados. Hay unos pocos modelos que por defecto están siempre frenados, si no pulsas el freno, no se recogen.

5) El clip para cinturón/bolsillo. Aquí básicamente tenemos tradicionalmente tres métodos. El más habitual es un clip metálico. A mí este no me gusta, porque suele ser muy rígido, y te cuesta trabajo, o mirar, o las dos manos el poder colgarlo en tu bolsillo o cinturón. Luego tenemos la funda de cuero. Esto me parece un aparato, horrible y poco práctico. Por último tenemos algo que solamente tiene la marca Fisco en algunos de sus modelos, y que para mí es una revolución. Se trata de un clip de plástico, que se queda fijo en tu pantalón/cinturón. El metro encaja en él, y se suelta con una sola mano. No abulta nada, cuando estás usando el metro, no te estorba para nada el clip. Pero cuando tienes que engancharlo, lo haces con una mano, sin mirar, sin fallo, en un instante. Para soltarlo, igual, una mano, sin mirar, rápido. Esto no te importa si usas el metro una vez al mes para medir tu tele. Pero si lo estás usando constantemente como yo, el poder enganchar y desengancharlo tan cómodamente y siempre teniéndolo en su sitio, es fundamental. Con el clip metálico, como es un coñazo, muchas veces lo dejas apoyado en algún sitio en lugar de engancharlo, y luego tienes que ir a por él, cuando no perder un rato buscando dónde lo has dejado.

Luego ya se trata de innovar y hay un montón de chorraditas más o menos prácticas. Por ejemplo, los metros de alta gama de Fisco, suelen ponerte una referencia de lo que miden ellos mismos. En mi metro favorito (El Big T de Fisco) por ejemplo, bajas una pestaña, y ya sabes que de la medida que te dé el metro tienes que sumar 10cm. Si estás midiendo un hueco interior, es la única manera de tener una medida fiable. Si no, te toca doblar la cinta y más o menos adivinar en qué medida estaría el final si pudiera hacer un ángulo recto.

Stanley es una marca de toda la vida que hace buenos metros, pero sin más. Los tienen más o menos grandes, más o menos robustos, pero nada muy interesante. Fisco para mí hace los mejores metros, de lejos. Son muy ergonómicos, todas las funciones tradicionales funcionan a la perfección, y sus innovaciones sí aportan algo. Usando mucho el metro, el clip de plástico del modelo Big T es la bomba. El otro modelo que sale en mi foto es uno de 8 metros con el clip deseable. La pestañita de “+10mm” viene bien a menudo. Los míos los compré en Inglaterra, pero aquí también los hay, aunque suelen ser naranja y gris en lugar de rojo y negro.

Aquí tenéis su página: http://www.fisco.co.uk/bigt.html

Share
Publicado en Anécdotas y curiosidades | Deja un comentario

Mesa de nogal español

Esta mesa es una cosa aparte. El nogal español es una joya, es difícil de encontrar, y menos tablones anchos como estos. Es una madera prohibitiva, pero todo lo que tiene de cara lo tiene de bonita, exclusiva y única. Esto sí que no lo tiene nadie, y es imposible tener dos mesas iguales.

Un cliente ha conseguido una partida de nogal español que lleva cortada años, y vamos a colaborar para sacar un lote de mesas de este tipo. Habrá varias medidas y opciones, y tras unas iniciales de muestra, se harán bajo pedido con las opciones que quiera el cliente. Cuando tenga más información la iré publicando. De momento la primera que hemos hecho y su proceso.

Un tablón tan ancho es imposible de meter por las máquinas normales para labrar y aplanar. Toca ponerlo de manera más o menos estable en la mesa de control numérico, e ir haciendo pasadas con una fresa, bajando milímetro a milímetro hasta ir quitando los puntos altos y desvelando el oro.

Tras un buen rato consigues una cara plana, sacas la del otro lado, y ya puedes mecanizar y trabajar el tablón. Para esta mesa alistoné dos tablones, que son dos lonchas del mismo árbol, con veta y forma similar. Los coloqué en forma de espejo, o como se dice en inglés “bookmatched”. Después fabriqué masilla con el polvo de lijar los tablones, y la utilicé para rellenar las pequeñas y grandes grietas. En las grandes, como decoración aunque también para impedir que se moviera más la madera, le metí unas piezas de nogal blanco, joven, en forma de grapa. La mesa se barnizó con barniz extraduro mate, y le encargué al cerrajero una pata sencilla, repasada con la radial y lacada al horno en transparente. La pata tiene un aspecto rudo e industrial que para mí pega con el tablón irregular y bruto del nogal. Precio en mi página, y pronto más información.

Share
Publicado en Arte en madera, Muebles a medida | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Carteles de madera

Esto es una aplicación muy habitual de las máquinas CNC, y he hecho ya bastantes, pero como es una cosa muy particular, no suelo subir fotos. Pero bueno, para que quede claro que se pueden hacer carteles de madera de cualquier tamaño y forma, con logos, letras o lo que sea. Este es de jatoba maciza, con las letras grabadas y luego pintadas de blanco para que resalten más. Si necesitáis cualquier cartel de madera, contactad conmigo para presupuesto.

Share
Publicado en Muebles a medida | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Mesillas de roble macizo

Me encargaron estas dos mesillas a medida, en roble macizo, con un diseño sencillo. Tienen un barniz extra mate, que da a las mesas lo que tanta gente me pide: Que parezca que no están barnizadas. Aquí su precio

 

Share
Publicado en Muebles a medida | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Portalápices

Algunos sabréis ya que el motivo de que lleve tanto tiempo sin fabricar ni anunciar nada es que me dieron un galletón por detrás en el coche y he estado de baja casi dos meses con la espalda para chopped. Ahora estoy bien otra vez, con faja para levantar mucho peso y esas cosas, pero vamos, bien. Mi coche, que tanta madera ha cargado, está en el cielo de los coches.

Empezando ligero, hoy me he hecho un portalápices. Es una tontería, pero tiene historia. Hace ya unos meses, vine a la nave y había varios coches de la guardia civil tres naves más arriba. Me acerqué, y me contaron que habían entrado a robar al centro de transformación de la luz. Estaba la puerta reventada, y habían sacado unos cacharros eléctricos gigantescos, que tenían muchísimo cobre. Ese fue el botín principal, pero vamos, destrozaron el centro de transformación, y hasta que lo pudieron reconstruir, nos tiramos sin luz casi un día entero. El otro día paseando por ahí para orearme , me encontré dos cacharros cerámicos curiosos. Entiendo que son para aislar, y quedaron tirados por ahí durante el robo. Les traje para la nave, di un lavado, y hoy les he hecho un soporte de madera de arce para tenerlo de portalápices. Queda cuco, pero sobre todo me gusta que tienen algo de historia detrás.

Share
Publicado en Anécdotas y curiosidades, Arte en madera, Muebles a medida | Deja un comentario

Mesa de roble macizo y tapa de cristal

Esta mesa está hecha en roble macizo, y es similar a otra que hice hace tiempo. La base de la mesa está formada por cuatro piezas que convergen en el centro con punta de flecha. Como decoración, tiene un círculo de nogal en el centro.

La tapa es de cristal templado de 10mm, y lo más llamativo que tiene la mesa es la unión de pata y base. No deja de ser un ensamble de caja y espiga, como lleva cualquier silla. La diferencia está primero en que normalmente el cajeado se hace en el interior y no es pasante, por lo que tú ves dos piezas unidas de manera invisible. Aquí el cajeado en la base lo hice pasante, y la espiga hasta arriba, de manera que queda visible la espiga. Los puntos y cruces que se ven, son parte de la pata. La otra diferencia es que la espiga en lugar de ser un rectángulo sin más, tiene esa forma de cuatro puntos y dos cruces. El resultado es una unión increíblemente fuerte, pero principalmente su misión es estética. Hacer la espiga con esa forma es muy difícil, y por eso a mí me encanta, porque miro la mesa y sé lo que ha costado hacerla. Es algo absolutamente único.

Me quiero quitar esta mesa rápido porque no ando bien de espacio, por lo que está rebajada de 1800 a 1200€. Aprovechad!

Share
Publicado en Arte en madera, Muebles a medida | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mega dolly

No sé por qué, pero en inglés, a una tabla con cuatro ruedas para llevar cosas encima se le llama dolly. He tenido y usado bastantes para mover muebles, la verdad es que son fundamentales.

Pero nunca he encontrado un dolly como Dios manda. La primera lacra de la que sufren es que las ruedas son una birria. Esto implica que se rompen, que se deforman, y que como tienen poco diámetro, son incapaces de superar cualquier obstáculo mínimo y se bloquean. Lo otro típico es que la tabla sea demasiado fina y con el peso de cualquier cosa medio grande, se doble o rompa. Por último, no tienen nada antideslizante y a veces empujas el mueble, y en lugar de rodar el dolly, se desliza el mueble sobre la plataforma del dolly. Incluso las he visto en las que un genio ha pegado moqueta, para que los muebles lo tengan aún más fácil para deslizarse y no quedarse pegados al dolly…

Total, que decidí hacerme un par de dollys hardcore. Las ruedas son un pepino, de goma para rodar sobre cualquier superficie, con bastante diámetro para superar obstáculos, y muy fuertes para aguantar el peso de cualquier mueble, electrodoméstico o demás. Además, las plataformas de las ruedas están embutidas en la tabla, que ayuda a que se queden en su sitio en situaciones difíciles, y están atornilladas con unos pedazo de tornillos de rosca métrica sobre tuercas embutidas. Normalmente los dollys tienen las ruedas atornilladas con un tornillo rosca madera, y eso enseguida se arranca ante situaciones peliagudas.

La plataforma es DM de 40mm. El dolly pesa, lo cual es positivo, y tiene un grosor que no lo doblas ni queriendo. Todas las esquinas están redondeadas para facilitar subir los muebles encima, y tiene dos asas para llevarlos cómodamente. Tienen un barniz de suelos muy duro para aguantar humedad y tralla, y pegada lija para que lo que pongas encima no se deslice.

Entre pitos y flautas, han salido por una pasta para lo que son. Pero oye, aguantarán fácilmente 800kg cada una, y deberían ser para toda la vida… Como dolly también es la oveja clonada, le grabé el dibujo para darles una gracia.

Share
Publicado en Anécdotas y curiosidades, Muebles a medida | Etiquetado , | Deja un comentario

Mesa de roble, jatoba y bubinga. Mesa de compacto

Un post con dos mesas a la vez. Primero la más sencilla y luego la chachi.

Aunque esta mesa es sencilla, quería ponerla, porque utiliza tablero compacto, que es algo curioso. Se trata de dos capas de melamina bastante dura, y entre medias papel kraft negro prensado. Es un tablero de semi-exterior, que aguanta la humedad y mojarse, pero tampoco estar al aire libre. Para esto hay otro compacto, pero si este ya es duro, el de exterior es tan duro que lo tienes que pedir cortado de fábrica. Es un tablero que pesa un quintal, y se presta bastante a grabados por el contraste de color que se crea entre el negro del papel kraft  y la melamina, que existe en varios colores. No es de los tableros más baratos, pero por otra parte no hay que cantearlo ni barnizarlo… Precio de la mesa en este enlace.

Ahora otra mesa, de comedor. Está hecha en roble macizo de 52, resultando un sobre (la tapa de la mesa) de 44mm. El tablero está machihembrado, y tiene dos tiras con forma extraña en la superficie para decorar. Las patas son macizas, y al llegar al suelo, apoyan sobre una ficha de jatoba. Las dos patas están unidas por una pieza de bubinga, y la barra central de arriostrado es de roble, unida a la bubinga con cola de milano. Tiene muchísimo trabajo la mesita… Precio en la web.

Share
Publicado en Arte en madera, Muebles a medida | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 comentario

Mesa de trabajo de fresno macizo

Esta mesa de trabajo está realizada en fresno americano FAS (la mayor calidad que establecen los estándares americanos). Tablero y patas tienen un espesor de 42mm, y las baldas 22mm.

Una curiosidad que tiene la mesa es que está montada sin ningún tipo de cola, tornillos o herrajes. Simplemente los ensambles a media madera. El riesgo es que si dejas las uniones con suficiente holgura para que entren fácil, no quedan fuertes. Como esto no se va a desmontar probablemente nunca, dejé las uniones con tan solo 0.2mm de holgura. Tienes que dar unos golpes para meter todo, pero queda totalmente fuerte y estable, no se mueve ni un milímetro ni tiene nada de holgura. Además del tablero, tienes dos baldas en cada pata para poner encima del tablero cosas de uso frecuente, y debajo del tablero cosas que andas cogiendo menos, como discos duros externos, catálogos, la impresora…

El tablero en lugar de estar encolado recto, va machihembrado. Esto además de duplicar la superficie de contacto de cola, hace que la unión sea prácticamente irrompible, porque las uniones varias no están en un único sentido.

La otra particularidad de la mesa es que tiene dos calados para pasar cables, hasta aquí normal.

Pero eso normalmente implica que tienes un buruño de cables que a mí me pone enfermo, o bien en el suelo que lo estás pisando y estorba, o bien en la mesa, que queda horrible y también te quita espacio. Debajo de cada calado hay una balda, a media altura entre el suelo y el tablero, sobre la que puedes organizar todos tus cables y enchufes. Las baldas están unidas al tablero mediante una varilla roscada, que le da un aspecto curioso, y queda muy fuerte, puedes empujar el enchufe fuerte para meterlo en la regleta, que la balda ni se inmuta.

El precio lo tenéis en la web.

Share
Publicado en Arte en madera, Muebles a medida | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Balda para sartenes y utensilios

Esta balda está fabricada en madera de danta/kotibé. Además del espacio de balda, tiene por debajo cuatro barras cromadas para colgar lo que quieras. La balda en sí va fijada a la pared, pero con eso no sería suficiente. Tampoco quería poner escuadras feas metálicas, así que fabriqué estas piezas en roble macizo, que hacen las veces de escuadra, impidiendo que la balda se pueda caer. Están metidas con un buen taco, y ya puedes poner ahí la vajilla completa, que no se va a mover. Es una buena solución para dar fuerza a baldas que tienen que salir de la pared sin más, pero que van a tener peso. Precio en la web.

Share
Publicado en Arte en madera, Muebles a medida | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario